El equipo juvenil del Xerez Club Deportivo cayó derrotado en Trebujena en el partido correspondiente a la séptima jornada de la fase de ascenso. Lamentablemente, en algunas ocasiones los protagonistas del juego no son los once jugadores correspondientes de cada conjunto. Los jerezanos acusaron un paupérrimo arbitraje que condicionó considerablemente el transcurso de un encuentro en el que la balanza se decantó de manera inmerecida a favor de los locales.

Toca levantarse y recuperar la ilusión de cara al próximo compromiso ante Marianistas.

 

Deja un comentario