Hay ocasiones en las que la vida pone trenes a tu alcance que no puedes desaprovechar. Esta tesitura es la que le ha tocado vivir al bueno de Fran Corrales, que tras recalar la pasada temporada en la sección de cantera del club, será la nueva mano derecha de Antonio Montero ´Nene´.

El nuevo segundo entrenador azulino declaró que “es una oportunidad muy grande a la vez que bonita. Es un tren que solo pasa una vez y debo aprovecharlo para adquirir experiencia y sabiduría”.

Hace unas semanas, debido a los problemas institucionales, la plantilla se vio en la situación de no contar con ninguno de sus dos entrenadores para dirigir los entrenamientos. El propio Fran se ofreció para ayudar , “ya sea entrenando, recogiendo balones, o haciendo todo aquello que haga falta. Yo soy un hombre de club, un comodín para ayudar en todo lo que pueda.” “Una vez que llegó Antonio Montero me lo presentaron y él mismo ha querido que siga a su lado haciendo las funciones de segundo. Llevo desde los cinco años mamando del Xerez y es muy bonito llegar ahí arriba. Es una experiencia única que estoy disfrutando minuto a minuto”.

Está siendo una temporada de emociones fuertes, ya que Fran y los suyos encaraban este curso liguero con la responsabilidad e ilusión que otorga debutar en fútbol once. Ahora el salto será aún mayor. “Me gustan los retos grandes, el año pasado tenía claro que los alevines seguiríamos de la mano y hemos dejado atrás el fútbol siete. Ahora experimento el salto a Tercera División, aunque mis compañeros me están ayudando mucho y haciendo que el proceso de adaptación sea tremendamente sencillo”.

A pesar de toda la ilusión que le genera formar parte de la primera plantilla del Xerez Club Deportivo, no ha sido una decisión sencilla, porque por todos es sabido la predilección que siente Fran hacia “sus niños”. “Desde que hablaron conmigo, lo primero que se me vino a la cabeza fueron ellos, pensar que los iba a dejar solos y todo lo que les voy a echar de menos. Te queda cierta sensación agridulce pero yo estaba seguro de que ellos lo iban a entender”.

En el partido que los infantiles de Afición Xerecista disputaron ante el CD Guadalcacín, curiosamente el último club en el que estuvo el técnico jerezano, entrenador y jugadores mantuvieron una conversación sumamente importante. “Yo ya había mantenido una reunión con los padres, aunque aún ellos no sabían nada. Fueron unos minutos complicados en los que les dije únicamente lo que sentía, les pedí que permanecieran juntos pese a todo y recalqué que yo iba a seguir ahí, no voy a abandonarlos. Aunque no siga en primera línea, seguiré siendo uno más de ellos”.

En su nueva etapa, Fran prefiere “no marcarse ningún reto. Nunca se sabe lo que puede pasar mañana, yo opto por dar lo mejor de mí día tras día e ir cogiendo experiencia de cada entrenamiento, partido…etc. Esto para mí es un regalo y como tal debo aprovecharlo”.

Deja un comentario