Dani Jurado compareció ante los medios de comunicación de manera previa al encuentro de este domingo ante el CD San Roque de Lepe y reconoció la dificultad que presenta la tarea. “Es un partido complicado. Tienen un entrenador nuevo y cuentan con un campo amplio de césped natural. Es la recta final y todos los partidos son finales, no podemos despistarnos. Pienso que con dos victorias más amarraríamos la permanencia, que la queremos lograr lo antes posibles. Esperamos dar la cara y traernos los tres puntos”.

Las aspiraciones del conjunto lepero tampoco se han visto correspondidas con la realidad. El central xerecista valoró la situación y declaró que “no les han salido las cosas como querían desde el principio. Tenían aspiraciones más altas que no han podido lograr. Tienen que despegarse de la zona de abajo y nos lo pondrán verdaderamente difícil”.