El Xerez comienza el nuevo año venciendo en el siempre complicado Manuel Polinario de Puente Genil

La temprana expulsión de Isra marcó el devenir del encuentro

No pudo empezar de mejor manera el partido para los intereses xerecistas, que hirieron a su rival en el primer zarpazo. En el 7´, Naranjo recibió en el borde del área y de primeras envió al balón a la cepa del poste.

El gol aupó a los visitantes, que a la siguiente acción dispusieron de una buena oportunidad en una segunda jugada de una falta en la que la zaga local se interpuso al disparo **de Isra. Además, en el 16´ Asier cabeceó un buen centro de Sergio Narváez que entre Cristian y el palo evitaron que fuera gol.

El ritmo frenético de los primeros compases se acrecentó cuando Isra tuvo un encontronazo con Adri y fue expulsado de manera directa. Acto seguido, Álvaro Pérez cometió un penalti que Carrión transformó con la tranquilidad que le caracteriza para firmar el segundo tanto.

Reaccionaron los locales como era de esperar. Primero fue Isco quien lo intentó, pero se topó con el buen despeje de Dani Jurado, aunque a la postre conseguiría recortar distancias Toni al aprovecharse del rechace de un saque de esquina.

Los pontaneses, aprovechando la superioridad numérica, consiguieron hacerse dominadores del partido y merodearon con más asiduidad el área xerecista. En el 36´, Toni se topó con el larguero en una falta directa a 25 metros de distancia. Minutos después tendría que aparecer Fran para vencer a Salva en el uno contra uno. La última del primer acto la tendría Cano, que no acertó a la hora de rematar estando libre de marca.

El guion del encuentro no cambió en la segunda mitad. El Puente Genil apretaría de lo lindo aunque no tendría fortuna para finalizar las jugadas. En el 64´, el Xerez pudo poner tierra de por medio en un contragolpe en el que no se entendieron Piñero y Carrión. Asier gozó de otra ocasión al rematar un córner que atrapó Cristian demostrando buenos reflejos.

Con un jugador menos, el Xerez se defendió como gato panza arriba en el tramo final y consiguió mantener su meta infranqueable. En el 83´, Fran tuvo que emplearse a fondo para taponar un potentísimo chut de Toni; a la acción siguiente, Alberto Castro mandó alto un cabezazo en el área pequeña.

Los siete interminables minutos de descuento estuvieron marcados por un tanto que la linier anularía por fuera de juego. El derroche de pundonor que mostraron los jerezanos durante los 97 minutos del choque se vio recompensado cuando el colegiado decretó el final, certificando así que los 3 puntos se vienen para Jerez y el inmejorable comienzo del 2019 para una parroquia xerecista que espera con ilusión que se repitan muchas más tardes como la vivida en el día de hoy.