Juan Pedro Ramos mostró sus impresiones acerca del próximo encuentro liguero ante el Cádiz B y comentó que la semana de trabajo había sido muy positiva. “El equipo ha trabajado bastante bien y nos están empezando a respetar las lesiones. Viendo la actitud que tienen los futbolistas cada día es un auténtico quebradero de cabeza hacer las convocatorias, todos merecen estar en el once inicial. Estoy encantado de trabajar con una plantilla como esta, así da gusto.”

El técnico xerecista valoró las capacidades del rival y quiso destacar la sólida línea defensiva de los mismos. “El filial del Cádiz tiene un equipo joven, pero no es de los más jóvenes de la categoría. Es un filial atípico, tienen jugadores con mucha experiencia que han pasado por Segunda B y que vienen de grandes canteras. Tienen un once base con el que prácticamente han disputado todos los encuentros y han tenido la mala suerte de sufrir la lesión de Miguel García. Son futbolistas con muchísimo nivel, con mucha hambre y ganas de hacer las cosas bien. Nos lo pondrán muy complicado porque defienden muy bien y el físico que tienen les va a dar la garantía de aguantar los 90 minutos. Seguro que nos costará generarle ocasiones. Ellos son semiprofesionales, el año pasado se quedaron a un partido de ascender y tienen todas las herramientas necesarias para volver a intentarlo.”

A buen seguro que El Pirata no necesitará extramotivar a ninguno de sus pupilos para esta cita, ya que es el clásico partido que a todo futbolista le gusta jugar. “Hay buen ambiente de fútbol, seguro que va a asistir mucha gente al campo. Yo era un jugador muy temperamental y me venía arriba con partidos de este tipo, pero mi etapa ya pasó, ahora me toca disfrutarlo desde el banquillo. Estoy muy contento de poder vivir experiencias así como entrenador, este cuerpo técnico va aprendiendo también día a día y esperamos seguir con esa línea de crecimiento y diversión después del domingo”.

Una de las buena noticias de la semana llegó el pasado martes cuando el Comité de Competición aceptó las alegaciones del club y retiró la segunda cartulina amarilla a Juan Benítez. “Dentro del daño que ya hemos sufrido, donde nos han privado de 4 puntos que ya no volverán, tendremos la suerte de poder contar con Juan para este choque. Necesitamos que se sienta importante y coja el ritmo de partidos que no encontró en las primeras jornadas. No podremos romper el cerrojo del Cádiz sin disponer de esas individualidades que poseen los futbolistas con mayor calidad del equipo.”

Respecto al capítulo de ausencias, la única baja confirmada hasta el momento es la de Alberto. “Tenemos también algunos jugadores que han estado entre algodones como es el caso de Sergio Narváez, José Vega y Bruno Montelongo. Lo que tenemos claro es que evitaremos una posible lesión a largo plazo. Todos los futbolistas están con muchísimas ganar de jugar y dar ese golpe encima de la mesa que necesita el equipo. La exigencia de la competición te exige ganar casi todos los partidos en casa y debemos afrontar el reto sin importar el rival que tengamos delante.”