Cuando uno se va de su casa nunca se considera un adiós, sino un hasta luego, sobre todo porque dejo a una gran familia, un grupo humano increíble.

Gracias a TODOS por haberme hecho sentir tan especial a vuestro lado. Isra, Eli, mítico Juan Pedro, Chino, Perico, Pancho, etc… ¡Qué decir de vosotros!

Sigan luchando como guerreros por ese escudo, sé que lo haréis.

Yo lo seguiré haciendo en la distancia.

GRACIAS DE CORAZÓN

¡Forza Xerez C.D!

Raúl López.