Vicente Vargas atendía a los medios de comunicación tras la finalización del partido. Declaraba que “en el primer tiempo el equipo ha estado bastante bien, fruto de ello han sido los dos goles de ventaja. En la segunda mitad es cierto que no estuvimos bien, ha sido un correcalles y no hemos aprovechado nuestras oportunidades. El Ciudad de Lucena ha sido superior, me parece un buen equipo que juega bastante bien al fútbol y está acostumbrado a estas dimensiones, aún así, sin desmerecer al rival, pienso  que el choque lo hemos perdido nosotros. También es cierto que el árbitro añadió cinco minutos y ha dejado más de seis, pero son cosas que suceden, también podríamos haber metido nosotros.”

El técnico azulino dejó claro que es difícil sacar partidos adelante en la situación en la que se encuentra la plantilla. “Agu llevaba dos meses sin jugar porque estaba lesionado y le hemos obligado, Isra no estaba bien, ha devuelto en la caseta y le hemos hecho estar más tiempo ahí, la lesión de Gonzalo nos ha castigado mucho. Para colmo, esta mañana recibí la noticia de que no podía contar con Paco Borrego porque está pasando por un proceso febril. Todos nuestros cambios han sido obligados, los detractores dirán que estoy echando balones fuera, pero la verdad es que hemos aguantado como hemos podido con lo que teníamos.

El entrenador xerecista no ocultó su preocupación por los temas extradeportivos. “Cada vez es más difícil trabajar en esta situación, no sé lo que va a pasar ni con los jugadores ni conmigo. Esto cada vez es más complicado, habrá que tomar decisiones y reforzar el grupo. Hay que traer jugadores y entrenar en un terreno de juego parecido al de Chapín si seguimos aquí. Debemos cambiar la línea de trabajo. Sabéis el compromiso que tengo con el equipo, irse ahora sería de cobarde, pero hablaré con el vestuario y si esto no cambia deberemos decidir algo.”