David Narváez atendía a los medios del club tras la finalización del choque en el Municipal de Lebrija.

El mago xerecista se alegraba “de recuperar la misma sintonía de la pasada temporada. El equipo ha demostrado que arriba tiene potencial, con llegadas y saber estar en el campo.”

El futbolista se llevaba “una sensación muy buena de la plantilla, haciendo lo de hoy podemos hacer mucho daño.  Hay que seguir sumando porque esta liga es muy larga.”

El conjunto azulino perdió el control del partido en el último tramo del encuentro. “En la segunda parte tuvimos algo de nerviosismo, pero esto es la Tercera División y aquí hay que sufrir.”

El 10 azulino anotó su primer gol de la temporada y recalcaba que era especial debido a su futura paternidad: “Esto es para dedicárselo a mi hija que está en camino, todo lo que venga será para ella.”